Cómo elegir el nombre de dominio ideal para tu página web

No es fácil dar con el nombre ideal para cualquier cosa. Sea un producto, un servicio, una página web o una marca, el nombre para un hijo, para una mascota.

A mí se me dificulta hasta nombrar a los peluches.

Aún así, merece la pena tomarse el tiempo. En el área personal, es un nombre que estará presente por mucho tiempo en tu vida, tal vez para siempre.

Y en relación a tu proyecto, escoger un buen nombre puede ayudarte a diferenciarte de la competencia, a posicionar mejor en Google y, lo mejor de todo, a aumentar el valor percibido por tus clientes.

cómo elegir un buen dominio

Eso ya lo sabes, por ello estás aquí; para que te cuente las claves que yo he aprendido y que considero que se deben  tener en cuenta al momento de hacer la elección.

Aclaremos algo, ¿sabes qué es un nombre de dominio?

El dominio es el nombre por el que se reconoce a tu página web en Internet. Es decir, son las palabras que le dan identidad a tu proyecto online.

Al nacer tus padres te dieron un nombre y cuando lo escuchas, sabes que te llaman y respondes. Tu nombre de nacimiento no define lo que eres como persona, pero sí te identifica.

Así mismo, el dominio no es tu página web, pero sí la identifica, es la manera de llamar a tu página para que responda; o sea, es necesario tenerlo.

Lo más probable es que el dominio también lo vayas a usar en tus correos electrónicos corporativos. Ejemplo: hola@anyelinperez.com.

¿Cuál es la estructura de un dominio web?

Aquí no hay nombre y apellido sino: nombre + punto (.) + extensión.

El nombre asumo que ya quedó claro. Quiero aclarar que si el nombre está compuesto por varias palabras, éstas deben ir pegadas, así:

características de un buen dominio

No te será posible comprar un dominio con espacios, pero igual quería decírtelo. Si no quieres que las palabras vayan juntas, puedes elegir separarlas con guión (-) o punto (.), pero esto no se recomienda mucho porque hará el dominio más largo y difícil de recordar.

La extensión es lo que sigue al punto, el famoso .com; hoy existen muchas extensiones para escoger, pero te cuento que no todas tienen las mismas ventajas.

Mi recomendación es elegir siempre el .com, es el que más recordamos todos y te servirá para posicionar en cualquier país en el que se hable el mismo idioma de tu web.

La extensión .co es buena para negocios locales que busquen un posicionamiento geolocalizado, en ese caso, tu página se mostrará principalmente a lectores dentro del territorio nacional.

Estamos claras en que el dominio quedará asociado con tu marca. Así lo cambies luego, es posible que te toque mantener el inicial para no perder el posicionamiento alcanzado con él.

Entonces,

¿Qué características debe tener tu nombre de dominio?

Con todo lo que has estado trabajando, no quiero que te atasques justo en este paso por miedo a escoger mal. Sigue estas recomendaciones y será más fácil hallar tu momento ¡eureka!

Thinking outside the box - Pensar fuera de la caja

Lo más importante es NO forzarte, es muy frecuente que los nombres más interesantes lleguen en momentos en los que estés más relajada, lejos del computador.

Yo he despertado con ideas y nombres rondando en mi cabeza; se me han ocurrido otros mientras cocino o hago alguna otra actividad recreativa.

Así que si llevas días concentrada en tu nuevo proyecto, conviene dar un paso al lado, mirar otros escenarios, pensar en otras cosas. Ver con ojos frescos tu proyecto te ayudará a que se te ocurran ideas diferentes, no convencionales.

Pensar diferente y ser creativa

Sé creativa, activa ese pensamiento lateral y encuentra el dominio ideal.

¿Crees que hace 40 años apple tenía alguna relación con computadores?

Jobs contó que el nombre se le ocurrió de regreso de una visita a una granja de manzanales y que le pareció un nombre “divertido, vital y nada intimidante”.

¿Ingenioso o práctico?

Todo dependerá de tu cliente ideal y el objetivo que busques. Si tu target es personas ultraconservadoras, por ejemplo, puede que dártelas de creativa no sea lo mejor.

Tu dominio debe ser corto y claro

Esto no es una camisa de fuerza, pero piensa en que las personas deben poder recordar fácilmente tu dominio. Esto incluye hacerlo sencillo; evita los guiones, números o nombres difíciles de escribir.

Además de dificultar a tus clientes que te encuentren, estarías dándole una bofetada a Google. No le gustan los dominios con guiones o números en él.

Si se te ocurre un nombre tipo Volkswagen, creeme que no es una buena idea. Las personas no sabrán cómo escribirlo o cómo leerlo; claro, si tienes una estrategia de marketing agresiva y recursos para posicionar tu marca en la mente de tu audiencia, adelante.

Realiza el ejercicio de pedirle a alguien que no esté muy familiarizado (a) con Internet que lea y escriba el nombre.

Referencia a tu sector y lo que haces

Debes pensar en tus lectores antes que en Google, pero si estás en un sector que te permita hacerlo, prueba tener una palabra que lo represente;

que tu dominio incluya alguna de tus palabras claves es un plus, de cara al posicionamiento orgánico, que agradecerás.

Es más fácil recordar algo cuando lo asociamos a una experiencia sensorial. Puede serte útil un nombre que evoque con facilidad una imagen de lo que ofreces.

¿Conoces el sitio hacercremas.es?.

¿A qué crees que se dedica?… pues sí, enseña recetas para hacer cremas caseras.

Esta es una característica para escoger un buen nombre de dominio que no debes dejar de lado.

Tu marca personal (tu nombre como dominio web)

Yo ayudo a mis clientas a hacer realidad su proyecto online a través de una página web escrita para disuadir y vender, una estrategia de contenidos con copywriting y embudos de venta; pero mi nombre no hace referencia a nada de esto, sin embargo es ese mi dominio: anyelinperez.com. ¿A qué crees que se debe?

Cuando era empleada, hacía el mismo trabajo que podían realizar mis compañeros; aún así, habían clientes que me requerían a mí específicamente, incluso estaban dispuestos a esperar para que fuese yo quien liderara su proyecto.

Esto me hizo entender que el valor agregado allí era yo, mi persona; y eso nos pasa a todas, habrán otras personas que pueden hacer lo mismo que nosotras, lo primero que nos diferencia y agrega valor al servicio somos nosotras, así que ¿por qué no apostar por nuestra propia marca personal?.

¿Qué es lo que te hace única?

La marca personal la recomiendo si tienes servicios, para productos podría funcionar, pero me parece que no pega mucho.

De cualquier manera, es fundamental asociar tus productos a tu nombre. Hay estudios que demuestran que un alto porcentaje de compras las realizamos por empatía.

Que tu audiencia sepa que hay una persona real detrás de lo que le estás ofreciendo en la página web y que logres conectar con ellos, hará que aumenten tus ventas.

Esto también tendrá importancia cuando se trata de aumentar el porcentaje de apertura de tus emails, pero ese tema lo dejamos para otro día ;).

Algunas fórmulas para crear un buen nombre de dominio (que funcionan muy bien)

Beneficios. Apela a lo que obtendrán tus clientes al ser parte de tu proyecto; algunos ejemplos son: Libertad Latina, Life Style al Cuadrado, Rizos Felices.

Mix de palabras. Siempre y cuando suene bien y se entienda el objeto. Qué te parecen los nombres de estas web: decohunter, eventsite, medicapp.

Una sola palabra que sea potente. Solo diré: Rappi, Platzi, Linio.

Ten en cuenta esto que te he contado y empieza a escribir todas tus ideas de dominio, no dejes por fuera ninguna.

No tomes la decisión sola; consulta con tus amigos, familiares, tus contactos en redes sociales; clientes, si ya tienes.

El dominio debe ser propio, tuyo 100%. No uses un subdominio, es decir, tu nombre dentro de otro dominio, al estilo: tumarca.blogspot.com, tudominio.wordpress.com o tudominio.wix.com.

¿Cómo comprar un dominio web? ¿dónde lo compro?

Hay muchas empresas que venden dominios.

Si aún no tienes un hosting (alojamiento para tu web), te recomiendo que primero decidas eso; muchas empresas te ofrecen el dominio gratis el primer año con la compra del hosting.

Yo utilizo GoDaddy. Es una de las empresas más grandes de venta de dominios en el mundo, tiene buen soporte y protege tu privacidad.

Conclusión

Ve y busca tu cuaderno de apuntes, si aún no lo tienes, y empieza a anotar todo esas ideas que tienes para el nombre de dominio de tu proyecto web.

Para los posibles nombres, piensa en los beneficios de tu producto o servicio, quién es tu cliente ideal, qué tienes tú que ofrecer diferente a tus competidores, ¿puedes construir una palabra que suene chévere juntando otras dos palabras relacionadas con tu servicio?, ¿hay una palabra que siempre te haya gustado (el nombre de una fruta o de una flor, un adjetivo, un verbo, etc.)?

Elimina aquellas que incluyan números o caracteres especiales (-,´, ., ñ). También las que tengan más de 15 caracteres (a menos que te guste mucho, mucho, mucho).

Realiza una pequeña encuesta, pregunta a tus amigos y familiares, pídeles que escriban y pronuncien los dominios que más les gusten.

Tu turno

Cuéntame, ¿te ha sido de utilidad este post?

Te dejo abajo el link a mis redes; pásate y cuéntame tu experiencia buscando el nombre de dominio ideal para tu proyecto de ensueño.

Si quieres mi opinión al respecto, te la daré con gusto. Si quieres conocer mis servicios, puedes pasar por aquí primero.

Puedes escribirme a:

hola@anyelinperez.com

En Instagram: @anyelin.perezk.

En Facebook: https://www.facebook.com/anyelin.perezk.

Si me buscas en Twitter que sepas que allá solo política, películas y series.

¿Quieres saber de una vez por todas qué es lo que necesitas para empezar tu negocio digital?

No me guardo nada. Recibe GRATIS en tu correo una guía completa de lo que debes saber para iniciar con pie derecho tu emprendimiento web

© 2020 Soluciones de inteligencia de negocios y Rentabilidad y costos con Power BI – Anyelin Pérez. Todos los derechos reservados.

CONSIGUE LA GUÍA GRATIS

Escríbeme tu email para poder contarte lo que necesitas saber antes de empezar tu emprendimiento online.

Lo que debes saber antes de crear tu página web portada

Son 7 correos, 1 por día. ¡No me guardo nada!